G.M. Kobi Lichtenstein, Maestro Israelí, 8° Dan, Alumno Directo del creador de Krav Maga, Imi Lichtenfeld, introductor de Krav Maga en América Latina y mayor autoridad de Krav Maga en el mundo.
Mestre Kobi

El KRAV MAGA fue creado en los años 40’s en Israel, por un hombre llamado IMI LICHTENFELD y por 20 años fue el mejor secreto guardado por las FUERZAS DE DEFENSA ISRAELÍ. En los años 60´s, se comienza a enseñar a la población Civil, contando entre sus alumnos, a quien hoy es, la mayor autoridad en el mundo de KRAV MAGA, G.M. KOBI LICHTENSTEIN, quién en los 90´s trae el Krav Maga a América Latina, creando la FEDERACIÓN SUDAMERICANA DE KRAV MAGA (FSAKM), con la finalidad de resguardar el legado de IMI LICHTENFELD. Actualmente la FSAKM cuenta con más de 20,000 integrantes en países como Brasil, Argentina, México, Portugal y Canadá, con una plantilla de más de 140 instructores, perfilándose como la mayor y principal Institución difusora y responsable de la enseñanza del Krav Maga en el mundo.

LOS 3 PRINCIPIOS BÁSICOS DE KRAV MAGA

SIMPLE

RÁPIDO

OBJETIVO

Utiliza los movimientos Naturales del cuerpo

Une defensa y ataque en un sólo movimiento

los ataques se dirigen a las zonas vulnerables del agresor

Las técnicas de Krav Maga son simples, rápidas y objetivas. Se basan en los movimientos naturales del cuerpo humano, mejorando la reacción del practicante. Así es como, en una situación de peligro real, donde precisa reaccionar bajo estrés y miedo, se hace más fácil la ejecución de las técnicas, ya que se aproximan a la reacción que tendríamos espontáneamente. Los movimientos son siempre cortos, ya que los largos son más lentos y fáciles de ver. Siempre se atacan los puntos sensibles y vitales del cuerpo del agresor, como: ojos, nariz, garganta, genitales, etc., de esa manera, eliminamos la necesidad de usar la fuerza bruta y conseguimos igualar lo fuerte, lo débil, lo grande y lo pequeño. El Krav Maga se basa en la física, la matemática y la anatomía humana. Utilizamos la fuerza de movimientos explosivos y la transferencia del peso para aumentar la potencia de nuestros golpes; impactando al agresor con las áreas más pequeñas de nuestro cuerpo (nudillos, dedos, codos, rodilla, etc.) para obtener una mayor capacidad de contundencia y efectividad. Impactamos, zonas del cuerpo humano con alta concentración de nervios, utilizamos palancas, bloqueos, desvíos. Todo es científicamente comprobado y explicado en cada clase.